Logo

HISTORIA


Las Palmas

“Tierra amada de valles escondidos nos regalas cada día el placer de nuestra mirada Cerros indomables, quebradas ocultas cimas bañadas por el viento te rodean guardando el silencio de tus valles perdidos de mis sueños.

Por tus venas corre la sangre de mi familia regando la tierra seca y desesperada pintando de verde lo amarillo alimentando la gracia del esfuerzo. Los pozos son tu corazón el viento y el clima son las sonrisas de tus frutos.

Si te paras de frente y miras al poniente podrás sentir el olor del mar que viaja frío refrescando nuestras mentes Palmera solitaria… disfrutas desde lo alto bailas con el viento lloras con la lluvia Más, no sabes que das vida desde tu nacimiento”

Werner Haeussler Opazo

Desde 1896, la hacienda Las Palmas ha pertenecido a la misma familia, pasó por varias generaciones hasta que Werner Haeussler Cousiño la recibiera como herencia el año 1929 de su tía abuela Carmela Mira Mena, éste después de varios años de trabajo dividió el campo entre sus hijos, llegando así el fundo Calbú a manos de Werner Haeussler Fontecilla.

Calbú, proveniente de Calfu, que significa azul en dialecto Picunche, dialecto típico de la zona central de Chile, no solo es el nombre del fundo sino también se le llama así al cerro más alto que está ubicado dentro de la antigua hacienda.

Calbú se encuentra en un valle rodeado de cerros de la cordillera de la costa, ha sido un campo de tierras fértiles y generosas, un campo que se ha ido armando de a poco, primero haciéndole llegar camino, luz y agua, luego, con estos 3 elementos el fundo empezó a tener ya su vida propia, se fue limpiando, apareciendo así valles fértiles y bondadosos, tanto en los faldeos de los cerros como en el centro del valle, hoy día el fundo se dedica a la producción de carne bovina y tiene plantaciones de nogales, ciruelas y duraznos.

Además tiene caballos y ovejas, siendo estos destinados al bienestar de la familia y el personal, contando así siempre con inolvidables paseos a caballo por cerros y quebradas, y disfrutando de buenos asados de cordero.